Justin… te odio, pero no puedo dejar de amarte
19 febrero, 2017
Frix Anchondo (423 articles)
0 comments
Share

Justin… te odio, pero no puedo dejar de amarte

Fotografía: CHINO LEMUS/OCESA

El día de ayer se llevó a cabo el primero de 3 conciertos de Justin Bieber en la ciudad de México.

Como es sabido por fans y por los que apenas y lo conocen, Justin ha pasado etapas que cualquier “superstar” pasa y sobre todo su momento de “ya no quiero estar en la cima, porque me canso”. A principios de 2016, el canadiense había declarado que ya había cambiado, que había pasado por un proceso de estar bien consigo mismo y que daría todo por sus seguidores. La noche de este sábado 18 de febrero demostró que ya todo le vale ma#$%¡.

He sido seguidora de Justin Bieber, desde que era una adolescente, incluso cuando nadie lo conocía y no se volvía la “estrella” que es ahora. One Time, se volvió un himno en mis relaciones jajaja.

La primera vez que pude verlo, fue justo en el Foro Sol, era muy pequeño aún. Fui con el que en ese entonces era mi novio, un rockero nato, que todo el tiempo estuvo sentado y con “cara de me quiero morir”, pero eso no impidió que yo disfrutara el concierto, al igual que las pequeñas niñas de 8 años que se encontraban a mi alrededor. Sinceramente fue un muy buen show, lleno de baile, música, luces, gritos y bastantes sorpresas, ¡ah claro! Justin cantaba completamente en vivo, a pesar de que bailara todo el tiempo.

Chino Lemus 2017 (c)

Este 2017, fui a su concierto sola, con la gran expectativa que me provocaba la emoción de escuchar éxitos de uno de los mejores discos de la historia y no lo digo solo yo, sino grandes críticos musicales, por supuesto hablo de Purpose. Aquel disco que incluye canciones como Sorry o Where R U now, canción que lo hizo acreedor de su primer Grammy y con el que Bieber lloró a moco, llanto y baba por haberlo recibido. Purpose, aquel disco que dedicó a sus fans, a su crecimiento musical y a un cambio en su vida.

Purpose World Tour, hizo un emblema a Purpose, ya que de no ser por 3 o 4 canciones, únicamente se pueden escuchar lo que incluye este disco. Pensé que mi emoción sería en todo el concierto, ya que comenzar con fuegos artificiales y la canción del Grammy era un gran Boom, pero conforme avanzó, me sentí auditivamente violada. Justin descaradamente utilizó playback y pista en casi todas sus interpretaciones, además, demostró que a el mismo le dan flojera o tristeza sus conciertos, ya que en todo momento se le vio “equis”, cansado y sin ganas.

Me encantan sus canciones, la producción con la que hacen sus vídeos, incluso su forma de bailar, pero me sentí muy triste, al haber pagado más de 2,000 mil pesos para estar presente en uno de sus conciertos. De no haber sido por el gran equipo de audio e iluminación con el que cuenta Bieber y la gente que estaba a mi alrededor, probablemente yo hubiera salido llorando, pero de la frustración al haber pagado tanto dinero y que el ofreciera este show.

Chino Lemus 2017 (c)

Al finalizar, solo quise llegar a mi casa, pero tardé más de una hora en salir del Foro Sol y llegar al metro, ya que muchos papás estaban esperando a sus hijos, como si fuera la salida de la escuela y haciendo valla humana con tubos que jamás supe de donde los sacaron.

Ojalá este tipo de críticas, logren tocar el corazón de Justin y ofrezca algo de calidad en las 2 fechas que aún le quedan en la ciudad de México.

Frix Anchondo

Frix Anchondo

Me dedico 100% al mundo del entretenimiento.. Mi vida, mi mundo... No necesito de nada más para poder sentirme plena. Periodista, Locutora y Emprendedora. CEO y fundador de Restart.

Comentários en Facebook