Trópico de mi amor. Tres días de sol, playa y mucha música
11 diciembre, 2017
Chucho Contreras (100 articles)
0 comments
Share

Trópico de mi amor. Tres días de sol, playa y mucha música

Hay festivales que se califican por su line up, otros por la historia que representan, pero hay otros que simplemente son perfección, todo gracias a la experiencia que es vivir estas celebraciones. Lo decimos de esta forma porque realmente este festival nos demuestra año con año que es uno de los grandes en nuestro país, no solo por su calidad musical, sino por su empeño para que los asistentes vivan una experiencia única.Estamos hablando del Festival, que digo festival, sino fiestota que es Trópico. Esta gran celebración a la música llega a su quinta edición y lo hicieron de una forma épica, manteniendo su estatus de uno de los mejores en nuestro país. Acapulco, Guerrero y sus playas enigmáticas fueron testigo de tres día de música, que vario de todo, desde el rock pasando por el jazz, hasta tomarnos un buen baila gracias a la cumbia y la salsa.Todo comenzó el viernes 8 de Diciembre, fecha que le dio luz verde a esta mega fiesta actos como: Awwz fue uno de los encargados de calentar los motores en el festival, los cuales estaban muy bien alineados para esa primera noche. Una de las grandes sorpresas en el cartel fue ver el nombre de la banda mexicana de electrónica, TITÁN, conformada por Jay de la Cueva, Julián Lede (Silverio) y Emilio Acevedo, pusieron a bailar a todos en el escenario principal con lo mejor de su repertorio. Recordemos que esta agrupación regreso a los escenario hace dos años y su vuelta a los escenarios fue un aplauso para el género electrónico de manufactura mexicana. El DJ alemán, Dixon, puso el lado más house y tecno de la noche, la cual se mostró llena de un público que lo que buscaba en todo momento era vivir la fiesta al cien, los cuales terminaron viendo el amanecer el primer día del festival. Un sol gustoso y la cercanía de la playa, hacen que este festival sea una fiesta completa al ritmo de las olas del mar. El segundo día de actividades las empezamos bailando todo gracias al DJ Mario Galeano Toro en su faceta de Frente Cumbiero, puso a bailar a todos sin importar que tuvieras dos pies izquierdos.La exquisitez por el baile siguió con unas leyendas del género de la cumbia amazónica, los cuales abarrotaron el escenario que se ubicaba a unos metros de las olas del mar. Los Wemblers de Iquitos, fueron un éxito rotundo, gracias a su poder con la cumbia peruana y su gran ánimo, contagiaron a todos los asistentes, los cuales olvidaron por un momento la música electrónica para sacar sus mejores pasos de cumbia.Después de una gran presentación de baile, la cosa cambio para un free jazz sin precedentes, Thundercat, este gran artista revelación en la música internacional, demostró su gran dominio con el bajo de seis cuerdas, con un set que nos voló la cabeza. Temas como “Friendzone”  y “Them Changes” fueron de los más coreados de al caer la noche.El baile siguió con la intervención de Colombia en Trópico. Ondatropica llenó de baile el escenario de Trópico, el cual se quitó todo estigma de la cumbia y bailó como si no hubiera mañana. Temas como: “Cumbia Espacial” y “Tomasa” retumbaron en las bocinas del festival y en los corazones de los asistentes, los que despidieron a este colectivo con grandes aplausos, demostrando que cuando se tiene talento no importa el género musical, sino lo que te hace sentir.La banda liderada por Alan Palomo, Neon Indian, hizo lo suyo en el escenario, manteniendo una energía de baile con su rock y electrónica. Después de la cancelación repentina de Seu Jorge del festival, la banda australiana Cut Copy salió a flote y fue una atinada elección para seguir con el festival. Su onda New wave y post punk puso el lado rudo del cartel. Temas como: “Light and Music” y su más reciente sencillo “Standing In The Middle Of The Field” fueron parte de un gran setlist que puso a saltar a todos sin parar.La banda francesa Polo&Pan hizó lo suyo con su dance francés, los cuales dieron uno de los mejores show de la noche, llena de baile, coristas y un buen baile.La noche estaba en su punto y la banda Jungle demostró por qué era una de las bandas que demostró porque estaban de superior del cartel. Este colectivo de origen británico es una de esas bandas que debes ver en vivo alguna vez en tu vida. Desde el primer minuto que pisaron el escenario la gente de volvió loca y la estampida de un gran soul y funk, mezclada de manera milimétrica con sintetizadores y voces armoniosas hicieron en conjunto un show limpio, sin tanta producción, pero con gran talento, lo que fue el momento cumbre de Trópico.Un festival que realmente se compromete por que tengas una experiencia desde que pones un píe en el lugar, donde el sol y la arena se hacen notar con cada agrupación. Tenemos que agradecer mucho que es de esos festival es bien hechos, cuidados y que buscan tener un abanico de posibilidades para los asistentes, desde las bebidas, la comida, la estadía, lo cual agradecemos de manera gigante y que está haciendo una labor titánica de impulsar una zona del país que había sido olvidada por todo lo malo, pero que estos festivales le dan su puntos altos. Mucha vida para Trópico y esperamos con ansias la siguiente sorpresa.

Chucho Contreras

Chucho Contreras

Photography and journalist. Music, Movies, Books and The Ramones. https://www.flickr.com/photos/chuchoramone01 Twitter: @ChuchoRamone01

Comentários en Facebook